jueves, 8 de junio de 2017

Y un día, así, como si nada... Todo lo que hace feliz al mundo está enfrente de mí.


No lo quería ver.
No te quería ver.
Aterrada de que todo hubiera sido una fantasía.
Aterrada ahora de que todo es muy real.
Nada extraño pasa cuando miro en tus ojos y todo es sorpresa.
Todo es real.
Todo es infinitamente difícil de creer.
Planes que tengo miedo de hacer.
Verdades que tengo miedo de ver.
Ese momento en el que no sé si serás un recuerdo eternamente cálido.
O seremos una serie de recuerdos cada día.
Hasta que me muera.



sábado, 3 de diciembre de 2016

No sé por qué tuve que escribir esto en inglés...

One has to be accountable for one´s actions. They are like the weather... The weather is not responsible for making us sick, however it gets us wet.
One cannot do something and just hope people don't react to it, and even if it´s not directly harming someone, one has to care. We are all valuable human beings and I don´t find remotely human for one not noticing that... How can you just walk away from someone else´s pain? Even if you think you´re not directly responsible for someone else´s feelings (which you´re probably not), I do not accept that kind of feeling that dismisses yourself from feeling.
Maybe that´s it. Some people always care too much, but even if you care too much, what´s important is to always keep who you are and what you want to be in mind... Don´t let the weather make you sick. Ever.

domingo, 28 de febrero de 2016

Si voy a dejar mi destino en manos de un ente, que sea el tiempo y no un compromiso.

Hoy decidí que no entiendo la palabra "compromiso". Compromiso hacia quién? Por cuánto tiempo? Me comprometo a hacer qué? "Miedo al compromiso"?
No me gusta dejar de hacer algo por miedo.
Yo me comprometo a darte y desearte todo el amor siempre que pueda y como pueda, a ser valiente y siempre decir lo que quiero.
Ya el tiempo decidirá si lo que quiero eres tú y cómo seré capaz de amarte.

sábado, 2 de enero de 2016

Lo extraordinario

Lo único que nos queda es disfrutar.
Esa incertidumbre de lo desconocido.
Esa emoción de ir conociendo lo desconocido y apreciarlo cada vez más.
Cuando de pronto creía que ya no iba a haber sorpresas y llegas tú.
Recordar que todo cambia, todo te mueve y sólo hay que dejarse llevar.
Fluir.
Gracias por recordarme que la vida es lo más maravilloso que me pudo pasar.
Todo el amor para ti.


sábado, 24 de octubre de 2015

Quédate. Vete.

Gente que sabes que aunque se vaya, te vayas, se vayan, ahí van a estar el uno para el otro.
De lo más bonito de la vida.
Irse para poder volver.
Siempre tener a dónde volver.
A quién volver.
Nunca irnos.
Nunca quedarnos.
Siempre amar.
Todo el amor para ti.

domingo, 5 de julio de 2015

Niño

Mientras escribo esto, se escucha Love me like you do... Llegué a pensar en que podría ser una buena canción de arrejuntamiento...

Así de intenso me dejé ir, a ciegas, sin miedo. Aún sabiendo cómo iba a terminar, aún a ciegas podía sentir todos tus miedos, miedos que me reprochabas y me reprochaba, miedos que no te permitían aceptarme completa, porque sí, me estaba ofreciendo completa, todo lo que soy y lo que seré... Tal vez fue demasiado.

Y la verdad es que yo sigo sin tener claro en qué momento decidí aventarme, tal vez ese fue el problema... Fuiste un ideal en mi mente, seguías siendo el niño que conocí en Diciembre de 2013, ese que con todas sus inseguridades me hacía sentir segura... Pero no me di cuenta de que cuando me fui esa primera vez, me llevé tantas cosas que amaba de ti... Creo que me da gusto por ti, te sentí más fuerte y eso me ancló todavía más... Pero también me llevé parte de un corazón bueno y sincero, que creía en las personas, aún cuando las personas se empeñaran por ser tu persona menos favorita (seguro me estoy dando mucha importancia)... no sé.

Sigo sin entender por qué. Sigo pensando que sólo tenías que ser sincero con tu corazón y dejarte ir, pero no pudiste... Tal vez ese fue el problema, yo di por hecho que tu corazón me quería...

Te agradezco y espero haber dejado cosas buenas en tu vida y seguir haciéndolo, a pesar de que hayas sido uno de los más grandes golpes de realidad (no me atrevo a escribir decepción) en mi vida.

Todo el amor para ti.

domingo, 3 de mayo de 2015

No quiero tener nunca un Jeremy

Voy regresando de regioland y en el avión leí un ensayo que me puso la piel chinita.  http://www.nytimes.com/2015/05/03/style/modern-love-college-essay-winner.html?smid=tw-nytimes&_r=0
Es tan cierto. Tanto miedo. A qué? No lo sé exactamente. Puede ser al compromiso, a que nos rompan el corazón... Voto más por lo segundo, porque soy bien cursi de clóset y creo firmemente que todos deberíamos hacer más caso al punto número 10 de Bolaño: "Vive sin duda aun cuando haya desamor, ama tú a ver qué resulta" y/o a The Lumineers "is better to feel pain than nothing at all", aunque creer eso me haya costado el tag de intensa, no me importa.
Y es que el miedo al compromiso al final, yo creo, sigue siendo miedo a enamorarse aún sabiendo que vas directito al pavimento y tu corazoncito va a quedar hecho caca post landing, porque cuando te enamoras, implícitamente estableces un compromiso, no? Es decir, nadie que tenga miedo al compromiso está dispuesto a enamorarse, así chingón.
Por si a estas alturas no entienden nada porque no han leído el ensayo, se los resumo: Todos tenemos un alguien en nuestras vidas que siempre ha estado ahí, pero que nunca ha tenido etiqueta, sólo de pronto se visitan, se cuentan sus historias y siempre existe la esperanza de que sea THE ONE, pero por alguna razón nunca se animan a cerrar el deal y decir: órale, va!
A mí me parece algo muy de la modernidad de Tinder, creo que es porque se nos está yendo un poco la humanidad y dejamos de pensar en las personas como humanos, incluídos nosotros mismos.
Y pues nada, gracias niño y gracias NY Times por recordarme a esa Ale de Diciembre 2013. A esa que se dedicaba a amar.